Unquillo: se desmoronaron muros de las últimas casas entregadas por el aluvión de 2015

0
0

En la noche del sexto aniversario de la inundación por el 15-F en Sierras Chicas, mientras la lluvia seguía cayendo en la región, damnificados del aluvión de 2015 de Unquillo, quienes recibieron sus casas recién en el 2020, sufrieron la erosión del suelo en un muro de contención del patio.   

Sucedió alrededor de las 22 del martes 15 de febrero cuando dos familias de barrio Villa Tortosa vieron cómo sus patios se llenaban de agua y comenzaba a desprenderse parte de la contención que divide las viviendas.    

Débora Cuello amamantaba a su bebé cuando escuchó una explosión. Y sus otros dos hijos estaban en la habitación cercana al muro. “La punta del muro da a una de las habitaciones. Los dos varones estaban ahí”, contó la mujer.  

Con ella son cinco en su familia y no sabe cómo conciliarán el sueño. El miedo a revivir la inundación sigue latente. “Estoy muy mal”, dijo Débora.  

Y agregó: “No puedo usar la habitación hasta que no me digan cómo está”.  

En tanto, Valeria Viña, vecina de Débora, contó que “el muro no tiene cimiento. Da al fondo de mi casa. Tenía la puerta abierta y por milagro no se cayó. Desde el municipio nos tienen que dar alguna solución”.  

Por su parte, Alan Bassi, secretario de Obras Públicas y Privadas de la municipalidad, expresó a La Voz que junto a Defensa Civil “se intervino para llevar tranquilidad a los vecinos, haciendo un relevamiento externo de las viviendas y se contactó que no existen daños en las estructuras de las mismas”.  

A su vez, Bassi afirmó que si las lluvias continúan seguirá la erosión de los patios pero sin riesgos. 

“Mañana (por hoy martes) se hará otro relevamiento para encarar la obra definitiva y contener las aguas de los patios que era algo que no estaba previsto en su inicio (…). Se decidió intervenir con un canal que dé salida a las aguas y que no provoque erosión en los suelos”, ratificó.  

Además, adelantó que el municipio está contactando a la Provincia para que a través de la empresa adjudicataria de las viviendas, Toinar SRL, se realice las reparaciones en algunos muros que sostienen los patios traseros. 

Y aclaró que esto está sucediendo en cuatro o cinco viviendas de la parte alta que afectan a las viviendas de abajo.  “El plan alcanza un radio de 12 casas a las que se eliminará cualquier problema a futuro. Además, coordinamos con los vecinos cómo proseguir”, apuntó Bassi.  

 Cinco años de espera 

Las 51 familias damnificadas de Villa Tortosa esperaron cinco años, desde aquel trágico 15-F para que finalmente la Provincia les entregara las viviendas. Lo que sucedió desde julio de 2020. 

Para ello tuvieron que pasar innumerables penurias: vivir en las casas desechas por la tormenta, con paredes quebradas, humedad, moho y ventanas sin vidrios, la situación económica que no alcanzaba para alquilar, enfermedades respiratorias, y los continuos reclamos por la promesa que no llegaba.  

La construcción comenzó en 2017 en dos manzanas que compró y diseñó el municipio de Unquillo, en el barrio. Luego se paralizó por problemas financieros de las constructoras Pórtico SA y Coniser SRL. Entonces, el Gobierno provincial llamó a una nueva licitación. 

De la obra se hizo cargo la empresa Toinar SRL, que la culminó y entregó a la Provincia. Por lo que la finalización de las construcciones se dio en medio de la pandemia por coronavirus. 

No hubo cortes de cintas y los propietarios fueron recibiendo sus hogares de manera progresiva.  

Pero en la noche del martes 15, a seis años del aluvión, las familias damnificadas sintieron que el agua nuevamente se ensañaba con ellas. Porque hay obras de desagües que aún no están erminadas.

 Mucha agua, en poco tiempo

La Municipalidad de Unquillo relevó el milimetraje caído, en poco menos de una hora, en distintos puntos de la ciudad.

En la zona de Chiviquín, cayeron 70 milímetros, en el Centro, 53,8 y en la capilla Buffo, 127,7. No hubo un registro en la zona donde se afectó a las viviendas sociales.


*Especial.

Un muro caído en una vivienda entregada a damnificados del 15F en Unquillo. (La Voz)
Débora muestra el lugar donde se cayó el muro en su casa. (La Voz)
Un muro caído en una vivienda entregada a damnificados del 15F en Unquillo. (La Voz)