La boleta de Epec lo delató: así descubrieron a un universitario que intentó contrabandear éxtasis de Europa

0
3

La simplicidad de una boleta de luz inesperadamente lo desenmascaró. Un estudiante de Agronomía de barrio Nueva Córdoba fue condenado por intentar contrabandear casi 50 gramos de éxtasis provenientes de Europa.

La escasa cantidad detectada significó una pena de tres años para Martín Nicolás Olmedo (30), pero develó las investigaciones que se delinearon para ponerle rostro al joven planificador de la maniobra.

Del Correo a Nueva Córdoba

El 8 de mayo de 2017, la imagen que devolvió la ScanVan, el escáner utilizado en el control de la Aduana de Córdoba en el Correo Argentino generó suspicacias en los agentes por un sobre enviado desde los Países Bajos. El paquete llegó a nombre de una mujer y con la dirección de un departamento situado en el edificio Olimpus XV, ubicado en calle José Manuel Estrada 128. 

Debido a los perfiles de riesgo por casos similares, toda encomienda procedente de Europa es escaneada. Para entonces, Aduana detectaba, en promedio, cuatro sobres sospechosos por semana.

El juez federal N° 1, Ricardo Bustos Fierro, ordenó la apertura del sobre, donde se encontró un envoltorio de plástico antiimpacto y dos más: uno de papel metalizado y otro transparente. Adentro se hallaron 47,6 gramos de metilendioximetanfetamina o MDMA (éxtasis).

El consumo de éxtasis en niños y en adolescentes aumentó un 200 por ciento, según la Secretaría de Políticas integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar). 

Las investigaciones de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) se centraron en el domicilio de la destinataria del sobre. Sin embargo, la fuerza percibió una discordancia entre el nombre de la mujer y la dirección, de acuerdo con la causa a la que accedió La Voz

Observaron que el nombre aparecía asociado a otro domicilio, en calle Balcarce, y no al departamento de Estrada. 

El juez solicitó a diversas compañías de servicios datos sobre la mujer. La Empresa Provincial de Energía de Córdoba (Epec) indicó que la mujer no figuraba en su base, pero aportó un dato trascendente: la titularidad del suministro del departamento de calle Estrada aparecía a nombre de Olmedo por su DNI y el número de su teléfono celular.

Los investigadores ampliaron la búsqueda de datos personales del estudiante de la Facultad de Agronomía, de la Universidad Nacional de Córdoba, en sistemas de información estatal. Los resultaron arrojaron una coincidencia en el domicilio y en su abonado telefónico. De este modo, se cotejó el número con la red social Facebook, que terminó apuntando a un usuario específico.

Los peritos compararon la foto de Olmedo, publicada en Facebook, con las imágenes registradas de Olmedo en el Sistema de Identificación de Datos Patronímicos y en el Registro Nacional de Personas (Renaper).

Del análisis del perfil en Facebook surgió que Olmedo –oriundo de Villa Dolores– podía estar vinculado a la organización de eventos privados de música electrónica, promoviendo la venta de entradas para ellos.

Los investigadores detectaron también que entre los contactos en la red social aparecía un hombre involucrado en una investigación penal relacionada con el envío de encomiendas internacionales, también desde los Países Bajos. 

Vuelo y direcciones

Mientras la investigación, a cargo del fiscal federal N° 1, Enrique Senestrari, avanzaba, Olmedo se encontraba fuera del país. La PSA confirmó que el estudiante había realizado un viaje a Nueva York el 5 de agosto. 

Casi un mes después Olmedo arribó al aeropuerto de Córdoba desde Nueva York. Allanaron su departamento –las llaves las tenía su madre, una martillera– y encontraron marihuana, aunque no fue imputado por la exigua cantidad.

Paralelamente, la mujer cuyo nombre figuraba en el sobre con droga declaró que residía en Villa Carlos Paz y que ya hacía un año que había dejado el departamento de Balcarce. Negó cualquier vínculo con Olmedo, a quien dijo desconocer. 

Lo llamativo es la aparición de su nombre en el sobre, ya que dijo que jamás había extraviado el DNI ni el pasaporte. 

Juicio y condena

La investigación aportó otro indicio sobre un posible patrón de conducta de Olmedo: registraba transacciones vinculadas al ingreso de envíos postales internacionales desde EE.UU. Uno en particular, de marzo de 2017, con su nombre y dirección. 

Para el juez Fabián Falcucci, del Tribunal Oral Federal N° 1, Olmedo intentó contrabandear la droga burlando a la Aduana. Para lograrlo, adquirió el estupefaciente en los Países Bajos y acordó el envío subrepticio de la droga a nombre de la mujer con el fin de encubrir su identidad.

En un juicio abreviado, fue condenado a tres años en suspenso por intento de contrabando. 

Imagen ilustrativa. (PSA/Archivo)
Imagen ilustrativa. (Pixabay.com)
Imagen ilustrativa. (FPA/Archivo)
Imagen ilustrativa. (PSA/Archivo)
Imagen ilustrativa. (Pixabay.com)