Alberto Fernández: El riesgo de default es alto

0
3

A menos de 24 horas de su asunción como presidente de la Argentina, Alberto Fernández aseguró hoy que en su gobierno «no va a haber una ola de excarcelaciones» y dijo al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, que «nuestras diferencias no pueden convertirse en diferencia de nuestros pueblos».

Agregó que la misa que ayer compartió en Luján con el presidente saliente, Mauricio Macri, no fue «una puesta en escena» ya que, a pesar de tener «diferencias conceptuales profundas», es importante entender que «hay que convivir, tenemos que seguir todos juntos».

«Ayer fue una convocatoria de la iglesia a la que fui gustoso. Hay que convivir, tenemos que seguir todos juntos. No es una puesta en escena, es lo que francamente creo», afirmó Fernández en una entrevista con Radio Nacional.

«Argentina tiene que llevar estos cambios con naturalidad», dijo Fernández sobre el traspaso de mando que mañana protagonizará junto a su vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, ya que, sostuvo, «no sé cuánto nos beneficiamos nosotros con la polarización».

Respecto de la ceremonia de traspaso de mandos, Fernández aseguró tener información de que, a pesar de las informaciones contrarias, Brasil finalmente enviará a su vicepresidente.

«Bolsonaro y yo tenemos que entender que nuestras diferencias no pueden convertirse en diferencia de nuestros pueblos», sostuvo Fernández sobre el presidente del principal socio comercia de la Argentina.

Consultado por una eventual salida de prisión de ex funcionarios acusados o condenados por delitos de corrupción promovida desde el Poder Ejecutivo, rechazó esa posibilidad y sostuvo que «hay que dejar que los juicios avancen».

«No se viene una ola de excarcelaciones, no es un tema del Poder Ejecutivo», afirmó el futuro presidente, aunque afirmó que «la justicia ha usado desmedidamente las prisionespreventivas» y que «hay presos detenidos arbitrariamente».

Por otra parte, sostuvo que el armado de su gabinete «fue nombre tras nombre» y que «Cristina (Fernández) nunca vetó a nadie», a pesar de que «en algún momento le dije a Cristina qué le parecía tal y en otro momento ella me dijo, ¿qué te parece tal?».

Al respecto, confirmó que el exsecretario de Hacienda entre 2002 y 2005, Guillermo Nielsen, se hará cargo de la YPF, y que aún no tiene definido quién estará al frente de la Agencia Federal de Información (AFI).

«Todavía no voy a anunciar quién irá a la AFI. Es un área que no ha funcionado bien», dijo Fernández, que sí confirmó a Carlos Cruz como titular de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF), a Francisco «Pancho» Meritello al frente de la en la Secretaría de Medios, a Rosario Lufrano en el sistema de Radio y Televisión Argentina (RTA) y a Bernarda Llorente como nueva presidenta de la Agencia Télam.

«Es un Gabinete en el que todos tienen vínculo conmigo», aseguró Fernández.

Por último, anticipó que las primeras medidas que tome en su gobierno «se van a conocer el primer día» y que «lo que la gente va a advertir que va a cambiar el rumbo».

«La primera necesidad es que la economía vuelva a funcionar. Se trata de poner en marcha una economía que está muy lastimada», aseveró.

Pero también destacó: «El mercado nacional está impedido de pagar y el riesgo de default es muy alto. De hecho, Macri lo ha declarado. Creo que es toda su responsabilidad. Más allá de que lo acepte o no, a nadie le cabe duda sobre su responsabilidad por el tema de la deuda».

Con información de Agencia Télam.

Alberto Fernández asume como presidente de la Nación este martes 10 de diciembre. (AP/Archivo)