El Senado debatía el proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva

0
0

La Cámara de Senadores debatía este viernes por la noche el proyecto de Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva en el Marco de la Emergencia Pública que esta mañana fue aprobado por la Cámara de Diputados y que contempla una serie de cambios en las facultades que tiene el Poder Ejecutivo para administrar el Estado en materia económica, financiera, fiscal, administrativa, previsional, tarifaria, energética, sanitaria y social.

 
El oficialismo logró el quórum sin la presencia de la oposición que, sin embargo, no impidió que el Frente de Todos lograra los votos positivos de los dos tercios de los miembros presentes en el recinto que se requieren para debatir la cuestión sobre tablas.

El debate de la iniciativa estuvo interrumpido durante casi dos horas por pedido del interbloque de Juntos por el Cambio, cuyos miembros reclamaban que no habían podido leer el texto aprobado por la Cámara baja tras una sesión de más de veinte horas que terminó cerca de las diez de la mañana.
 
De hecho, el texto ingresó a la Secretaría Parlamentaria del Senado a las 15.50.

Antes de pasar al cuarto intermedio, la senadora oficialista mendocina Anabel Fernández Sagasti anunció que el presidente Alberto Fernández había notificado que ampliará el período de sesiones extraordinarias para discutir un proyecto que elimina las jubilaciones de privilegio en el Poder Judicial y en el cuerpo diplomático.
 
La cuestión previsional era uno de los principales pilares sobre los que se armó la estrategia de la oposición para votar en contra el proyecto que excluía de la suspensión de la movilidad jubilatoria a los regímenes especiales.
 
El primero de los integrantes de Juntos por el Cambio que expresó su respaldo a la idea fue el radical Julio Cobos quien recordó que había presentado un proyecto de ley para eliminar las llamadas “jubilaciones de privilegio”.
 
Sobre el proyecto que se debate
 
El proyecto de ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva contempla la declaración de la emergencia pública hasta el 31 de diciembre de 2020, para aplicar medidas ante la crisis económica y social y sentar las bases para promover el desarrollo productivo.
 
Los principales ejes son la creación de un impuesto a la compra de dólares para turismo o atesoramiento, aumento de alícuotas del impuesto a los bienes personales, moratoria para las pymes, congelamiento y revisión de las tarifas, suba en los derechos de exportación de granos y oleaginosas (retenciones), y la suspensión de la movilidad jubilatoria.
 
Se eximen de esta medida a las víctimas de la Ley Brisa, judiciales, docentes, exfuncionarios nacionales y científicos ya que ambos grupos tienen sistemas que garantizan un determinado ingreso con relación a los activos.

“Es una oportunidad histórica para que dentro del Congreso de la Nación podamos discutir esta injusticia que sigue reinando en la Argentina”, anunció Fernández Sagasti al dar a conocer el mensaje del presidente Fernández.

“Celebro lo que anunció el presidente de la Nación”, respondió su coterráneo Cobos en el recinto de sesiones.
 
El cordobés Carlos Caserio, virtual presidente de la Comisión de Presupuesto y Hacienda que aún no se reunió, aseguró que “esta ley es para poner a la Argentina en movimiento” porque “la situación es realmente grave”.

“La emergencia es el modo para salir rápidamente de este problema”, afirmó Caserio y le pidió a Juntos por el Cambio que apoyen la sanción de la Ley porque “el país la necesita”.

La santafesina María Sacnun, quien será designada al frente de la Comisión de Legislación General, cuestionó duramente al gobierno de Mauricio Macri que finalizó el 10 de diciembre porque “puso en marcha nuevamente un modelo de endeudamiento, de fuga de capitales, que puso eje en la valorización financiera contra el capital productivo”.
 
Entre otras cuestiones, Sacnun aseveró que la Argentina está en “pobreza energética” porque su sociedad “dedica más del diez por ciento de sus ingresos al pago de tarifas”.
 
En cambio, el opositor Esteban Bullrich, se quejó de que el Poder Ejecutivo envió la Ley de Emergencia en lugar de recurrir a un acuerdo con la oposición.

“Esta ley hace de este Senado una herramienta inútil para la construcción de consensos”, dijo Bullrich.

El representante de Juntos por el Cambio por la provincia de Buenos Aires, no obstante, anticipó que la oposición votará a favor algunos capítulos pero que rechazarán en general el proyecto.

(Gentileza Clarín).
Cristina, junto a los jefes de bloques del Senado en la reunión de labor parlamentaria (Prensa Frente de Todos).
Fernández. Días atrás. (Télam/Archivo)
(Prensa Rodríguez Machado).