Argentina es uno de los países con más feriados de todo el mundo

0
2

La jornada de este 23 de noviembre en Argentina se considera feriado “puente” por la celebración el Día de la Soberanía Nacional, en conmemoración de la batalla de Vuelta de Obligado del 20 de noviembre de 1845.

Se trata del día festivo número 16° del año, cuarto de los llamados “feriados trasladables”, entre los que se cuentan el fallecimiento de Martín Miguel de Güemes (15 de junio), de José de San Martín (17 de agosto) y el Día del Respeto a la Diversidad Cultural (12 de octubre). 

Aún restan tres feriados antes de que finalice el año: los del 7 y 8 de diciembre –habrá un día “puente” junto con la celebración de la Inmaculada Concepción de María–, y Navidad (25 de diciembre). 

Con un total de 19 feriados en este año, Argentina será el primer país de América en el ranking de días festivos nacionales, detrás de Colombia (18), Uruguay (16), Chile (15), Venezuela y Panamá (14), Perú (13), Ecuador (13), Guatemala (13), Paraguay (11), Bolivia (11), Canadá (11), Estados Unidos (10), Brasil (9) y México (7).

Los días festivos en Argentina pueden ser feriados -de “observancia obligatoria” para los empleadores- o días no laborables, optativos para las empresas. También existe otra clasificación según lugar geográfico (nacionales, provinciales o municipales) y otros que sólo abarcan a determinada religión, profesión o sector educativo.

Otra de las categorías a tener en cuenta es la de “fijo” –como el 9 de julio o 25 de mayo– o “trasladable”, como el de este lunes.

Si bien la cantidad de días festivos por país varía todos los años, ya que muchos se rigen por calendarios solares o lunares, el promedio mundial es de 11 feriados por país. Según un relevamiento online realizado por La Voz, Corea, Puerto Rico y Eslovaquia suelen tener 15 días feriados por año; España, Malta y Turquía, 14; Italia, Austria, Croacia, Rumania y República Checa, 13; Bulgaria, Eslovenia, Lituania, Letonia, Polonia, Italia, Islandia, y Portugal, 12; Francia, Dinamarca, Estonia, Costa Rica, Finlandia, Hungría, Luxemburgo, Grecia, Suecia y Nueva Zelanda tienen 11 días festivos por año; Alemania de 10 a 13; Bélgica, Jamaica, República Dominicana y Noruega, 10; Países Bajos, Cuba, Israel, Suiza y Serbia, 9; Gran Bretaña, Australia y Hungría sólo 8. 

En muchos lugares, como China, Sri Lanka, India o Tailandia, los días festivos son complejos de contar porque varían de acuerdo con la región, la religión profesada y las fases de la luna y el sol.

Turismo

Los feriados puente se instauraron en Argentina durante el segundo gobierno de Cristina Fernández, en el año 2010. En aquel entonces, se decía que adicionar días festivos al calendario tendría efectos positivos para la economía y permitiría la generación de empleo, tal y como se estaba implementando en la Unión Europea. 

Sin embargo, por la crisis económica, países europeos como España y Portugal eliminaron días festivos, que en la actualidad se consideran laborables. Portugal suprimió cuatro feriados desde 2012 a 2018 y el asunto continúa en discusión en otros lugares, como Alemania.

En el año 2017, otro decreto eliminó los “feriados puente”, argumentando que la gran cantidad de días festivos impactaba negativamente tanto en el ciclo lectivo como en el sector productivo. Si bien se reconocía que el sector del turismo podía verse favorecido, el impacto era “nulo o negativo” en el resto de la economía, y los costos de la industria y el comercio se incrementaban de manera sensible por la necesidad de detener la producción, sumado a los gastos extra por tener que abonar los feriados o reducir las horas de trabajo. 

Un estudio realizado en 2018 por la Universidad de La Plata estimó “una relación entre el PIB real y el número de días laborales netos de feriados”, concluyendo que en el largo plazo, los feriados nacionales “muestran un impacto negativo y significativo en el PBI real”, aunque “menor al 1%”; y que un feriado adicional “tiene un impacto mínimo o no significativo en el crecimiento de la economía”. 

Por el momento, no caben dudas de que el sector del turismo fue uno de los más afectados durante las restricciones impuestas por la pandemia de coronavirus y que estos “findes” largos representarán un alivio en las alicaídas economías regionales.

25 de mayo. Uno de los feriados inamovibles. (Facundo Luque / La Voz)
Escuelas. Las jornadas escolares que se pierden por los feriados no son recuperables. (La Voz / Archivo)
Turismo. Uno de los sectores de la economía más afectados por las restricciones. (La Voz)
25 de mayo. Uno de los feriados inamovibles. (Facundo Luque / La Voz)
Escuelas. Las jornadas escolares que se pierden por los feriados no son recuperables. (La Voz / Archivo)