Escocia aprueba la gratuidad de los productos sanitarios femeninos

0
5

El Parlamento escocés votó por unanimidad este martes aprobar el acceso gratuito universal a los productos de higiene para la menstruación, convirtiéndose así en el primer país del mundo en hacerlo.

El proyecto legislativo, presentado por la Secretaría de Salud y Deporte de Escocia, Monica Lennon, lleva el nombre de «Productos de Período (de suministro gratuito)». Lennon aseguró que la medida es «práctica y progresiva» pero por sobre todo, fundamental en un contexto de pandemia. 

«Los períodos no se detienen con las pandemias y el trabajo para mejorar el acceso a tampones, toallas higiénicas y productos reutilizables esenciales nunca ha sido más importante», subrayó Lennon acorde a la BBC.

Con esta nueva normativa, los gobiernos locales deben proveer productos sanitarios tales como tampones y toallitas a todas las personas que los necesiten. Estos deben ser gratuitos y además, deben estar disponibles en los edificios públicos, entre ellos colegios y universidades.

La ley surge luego de cuatro años de campaña política que han cambiado la opinión pública en el país respecto a la menstruación. Los productos de gestión menstrual ya eran gratuitos para estudiantes de nivel secundario y universitario. Incluso, en algunos condados ya se aplicaba la medida de universalidad. 

Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia, afirmó en su cuenta de Twitter que está «orgullosa de votar a favor de esta innovadora legislación, que convierte a Escocia en el primer país del mundo en ofrecer productos para la menstruación gratuitos para todas las que lo necesiten».

Cómo es en Argentina

En el Congreso hay varios proyectos para el acceso a los productos de gestión menstrual. La senadora Norma Durango (Frente de Todos) presentó por segunda vez una iniciativa para dar acceso universal a estos artículos a principios de este año. 

Acorde a
Télam
, la propuesta legislativa consideró productos de gestión menstrual a las toallas higiénicas descartables y reutilizables, los tampones, las esponjas marinas menstruales, los paños absorbentes lavables, la ropa interior absorbente, las copas menstruales y a todo producto de contención que sea considerado apto para su utilización durante la menstruación.

En un análisis llevado a cabo por Economía Femini(s)ta en marzo, el costo anual de las toallitas en el país ronda los $2.900 y el de los tampones, los $3.800.

Un cambio de paradigma respecto a la menstruación permitió que Escocia aprobara la normativa por unanimidad. (DPA)