Marcha atrás: el Gobierno sacó el tope para exportar maíz

0
2

El Gobierno nacional y los representantes de la mesa intersectorial del campo arribaron ayer a un acuerdo para dejar sin efecto todas las restricciones para exportar maíz que originaron el cese de comercialización por tres días dispuesto por la Comisión de Enlace, que hoy debe concluir.

Así se acordó en un encuentro que mantuvo el ministro de Agricultura de la Nación, Luis Basterra, con representantes de la cadena agroindustrial.

De la reunión participaron el presidente de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, José Martins; el presidente de Ciara-CEC, Gustavo Idígoras; el presidente del Centro de Empresas Procesadoras Avícolas, Roberto Domenech; el coordinador de la Mesa de las Carnes, Dardo Quiesa, y el vicepresidente de Coninagro, Elbio Laucirica.

En tanto, Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), señaló anoche que la medida de protesta del campo continuará sin cambios por el momento y que analizaba la última decisión del Gobierno. “Obviamente siempre es mejor que lo anterior. Pero quien se quema con leche ve una vaca y llora”, dijo a La Nación.

La cartera nacional anunció que se acordó “sustituir el límite de 30 mil toneladas diarias de exportación de maíz por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado”.

“Tal como nos comprometimos, estos encuentros nos permiten continuar avanzando en compatibilizar los intereses privados con la necesidad del Estado de garantizar los bienes esenciales en todo el territorio nacional”, destacó Basterra.

El ministro explicó que “para el Gobierno nacional es prioritario desacoplar los precios internos de la dinámica de los precios internacionales, al tiempo que podamos seguir fortaleciendo el desarrollo del sector y las exportaciones. Desde el ministerio trabajamos para encontrar las mejores herramientas que nos permitan crecer con ese doble objetivo”, dijo.

También se consensuó “un acuerdo de largo plazo con los sectores consumidores y proveedores de maíz, en sintonía con el programa Precios Cuidados, en el que se habló, como ejemplo, de la constitución de un fideicomiso de larga duración como solución estructural y método de desacople entre el mercado internacional y el de abastecimiento a transformadores de maíz”, se indicó desde Agricultura.

Otro punto del acuerdo tiene que ver con proveer de la herramienta del fondo de financiamiento Fogar a los fines de “garantizar la cobranza de los vendedores de maíz en tiempo y forma, lo que impactara en el componente riesgo”. También se resolvió “proveer y fomentar la herramienta de Warrant” para el acceso a una mejor financiación del sector.

El principio de solución llegó al cumplirse ayer el segundo día del cese de comercialización contra la imposición de un cupo a las exportaciones del cereal, y mientras distintos grupos de productores presionaban para prorrogar la medida de fuerza más allá de la medianoche de hoy.

En representación del Consejo Agroindustrial Argentino, José Martins, destacó la “voluntad de diálogo” y la de llegar a un acuerdo.

Acuerdo. Comprendió cuatro puntos, entre los que sobresale la decisión de “sustituir el límite de 30 mil toneladas diarias de exportación por un monitoreo del saldo exportable para llegar al empalme de cosecha sin tensiones, con el compromiso del sector privado”.

Rechazo. Protesta de productores en el segundo día del paro del campo. (La Voz)