Joe Biden: Estados Unidos fue puesto a prueba y estuvo a la altura del desafío

0
0

Luego de cuatro años de alto voltaje, Estados Unidos ingresó en una nueva etapa. Con un discurso de unidad nacional, reconciliación y esperanza, Joe Biden tomó posesión del mando y se transformó en el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

También lo hizo su vicepresidenta, Kamala Harris se convirtió en la primera mujer negra y de ascendencia asiática en ocupar ese cargo.

En un frío mediodía en Washington, la ceremonia de investidura estuvo marcada por el recuerdo aún vivo del ataque al Capitolio y la ausencia del exmandatario Donald Trump.

“Este es el día de la democracia, un día histórico y de esperanza de renovación y de resolución. Estados Unidos fue puesto a prueba y estuvo a la altura del desafío. Hoy celebramos el triunfo, no de un candidato, sino de una causa, la causa de la democracia”, expresó el mandatario, de 78 años.

Sin hacer una mención explícita, Biden aludió a los republicanos, sobre todo a aquellos que agitaron el fraude electoral. “La voluntad del pueblo fue escuchada y la voluntad del pueblo fue tenida en cuenta. Aprendimos que la democracia es preciosa. La democracia es frágil y, hoy amigos, la democracia prevaleció”, agregó.

El 46° presidente de Estados Unidos, quien pidió tolerancia y decencia y agradeció la presencia de dirigentes de la oposición republicana, prometió que avanzará “con rapidez y urgencia” para enfrentar las crisis que enfrentan los estadounidenses, principalmente la pandemia, que ya mató a más de 400.000 personas, y el derrumbe económica que ésta provocó.

El flamante mandatario también prometió “reparar las alianzas” de Estados Unidos en el mundo “para enfrentar los desafíos de hoy y mañana”.

El senador republicano Mitt Romney calificó al discurso de Biden como “muy poderoso”, mientras que su correligionario Pat Toomey elogió el llamado a la unidad y la congresista Lisa Murkowksi consideró sus palabras “necesarias”.

Ceremonia inédita

No hubo festejos masivos en las calles y ni las tradicionales ceremonias que suelen rodear un recambio presidencial. Sí, una instalación artística de miles de banderas y un desfile virtual que reemplazó la procesión desde el Capitolio a la Casa Blanca.

Además de la pandemia, hubo otro elemento inédito para la organización del acto:_las amenazas de grupos de ultraderecha que amagaban con manifestarse y generar violencia y caos.

Ante esta última posibilidad Washington fue ayer prácticamente una ciudad fortificada. Unos 25.000 miembros de la Guardia Nacional garantizaron la seguridad de la jornada.

La gran explanada del National Mal, que une al monumento a Abraham Lincoln con el Capitolio, fue históricamente el punto de reunión de los ciudadanos para ver en directo la jura de sus presidentes, pero ayer sus accesos fueron cerrados al público.

La marea humana fue reemplazada por una enorme instalación artística, denominada Campo de Banderas, con unos 191.500 pabellones estadounidenses iluminados por 56 focos en representación de todos los estados y territorios del país.

Por ese efecto lumínico el National Mal parecía repleto, aunque en realidad fueron pocos los invitados que asistieron a la ceremonia.

La cantante Lady Gaga, una de las artistas del país que apoyó con actos y conciertos a Biden en la campaña, tomó el micrófono y cantó el himno nacional._Luego fue el turno de Jennifer López, otra simpatizante de la fórmula demócrata. La portorriqueña criada en el Bronx de Nueva York gritó tras su performance: “¡Una nación bajo Dios, indivisible, con unidad y justicia para todos!”.

También la poeta Amanda Gorman, una joven autora afroestadounidense cuya obra abarca el feminismo y la discriminación racial, leyó un poema a favor de la “reconstrucción, reconciliación y recuperación” del país. “Ser estadounidense es más que un orgullo que heredamos. Es el pasado en el que entramos y cómo lo reparamos”, recitó.

Entre los dirigentes presentes se destacaron los expresidentes Barack Obama, Bill Clinton y George W. Bush con sus respectivas parejas, Michelle Obama, la excandidata presidencial Hillary Clinton y Laura Bush; el vicepresidente saliente, Mike Pence, el líder republicano del Senado, Mitch McConnell y el senador demócrata y exprecandidato presidencial, Sanders.

asuncion_Joe_Biden_22_1611167273_1611184740.jpg
AmandaGormaasse_1611184740.jpg
asuncion_Joe_Biden_21_1611167257_1611184740.jpg
bush_1611184740.jpg
clinton_1611184740.jpg