Según una encuesta, el 47% de los argentinos prefiere combinar teletrabajo y oficina

0
0

Según un estudio realizado por la consultora Randstad, en caso de poder elegir, el 47 por ciento de los trabajadores argentinos optaría por un esquema que conviene el teletrabajo y la presencialidad en oficinas cuando pase la pandemia.  

Por lo contrario, el 19 por ciento asegura que prefiere seguir trabajando desde su hogar, mientras que apenas el seis por ciento le gustaría volver a la normalidad pre-pandemia y trabajar siempre desde la oficina.  

“En momentos en que Argentina acaba de reglamentar parcialmente una ley de teletrabajo que está más orientada a la regulación que al impulso de esta modalidad laboral de gran potencial, los resultados de este estudio dan cuenta de la diversidad de preferencias en relación a los formatos de articulación del trabajo que surge por efecto de una mayor deslocalización del trabajo que la experiencia de la pandemia nos deja”, sostuvo Andrea Ávila, CEO de Randstad. 

Por otra parte, el estudio devela que el 80 por ciento de los argentinos encuestados siente que tiene el equipamiento y la tecnología necesaria para afrontar la digitalización de su trabajo, a la vez que el 38 por ciento reconoce que durante la cuarentena tuvo que aprender nuevas habilidades para adaptarse a las exigencias del teletrabajo. 

Asimismo, al ser consultados por las expectativas que tienen en relación a las iniciativas de sus trabajos, el 58 por ciento mencionó a las políticas de salud y protocolos de seguridad, mientras que el 46 por ciento destacó la formación y el seguro de salud. 

“Las medidas de emergencia implementadas durante 2020 por el Estado y las empresas han buscado sostener el empleo de la mayor cantidad de personas posible, morigerando el impacto de la recesión económica derivada de la abrupta caída de la actividad. Con esto en mente, y de cara a la reconstrucción que tenemos por delante, las expectativas y dudas que expresan los trabajadores serán la materia prima con la que las organizaciones deberán trabajar para fortalecer su cultura y recuperar la moral de su fuerza laboral cuando la pandemia quede definitivamente atrás”, concluyó Ávila.

Formato mixto. El teletrabajo es una modalidad que creció en pandemia y llegó para quedarse, sin dejar de lado la presencialidad. (La Voz/Archivo)